Reglamento de INDOTEL compromete privacidad de los usuarios

En la República Dominicana se aprueba un reglamento que viola o pone en riesgo la privacidad de los usuarios y de los datos en internet de estos.

Bajo el supuesto argumento de tener resguardado las informaciones y datos de los usuarios que utilizan internet en la República Dominicana y aquellos que utilizan los centros de internet que están por doquier en esta media isla, el Indotel ha aprobado un reglamento que obliga a estos centros y a las telefónicas a guardar un registro de dichos accesos a un tiempo no menor de 90 días ni mayor de 2 años, es decir que los dominicanos tendrán los datos privados de sus accesos guardados por terceros por un espacio de tiempo demasiado prolongado, lo cual puede dar al traste con muchas informaciones que son difundidas o propagadas a través de MiniMensajes, correos electrónicos, esto sin importar que proveedor fuese, así como otras situaciones.

En la República Dominicana se pone en marcha un supuesto Reglamento que busca velar por la seguridad de los usuarios, pero esto va en contra de las practicas para dicha protección, pues no es menos cierto la ola de violentamiento de sitios como se pudo apreciar en el 2011, donde una de las empresas de entretenimiento mas grande fue puesta al descubierto, cuando un grupo vulneró la seguridad y dejó a los millones de usuarios del PlayStation Network de Sony con todos sus datos privados a expensas de todo el mundo.

También uno de los puntos que enarbola este nuevo Reglamento elaborado por el Indotel, todo a causa de unas violaciones a la privacidad precisamente de influyentes funcionarios y de empresarios, decide que las empresas de telecomunicaciones y centros de internet deben guardar por no más de 2 años ni menor a 90 días las informaciones de acceso de los usuarios, pudiendo con esto que se vean comprometidas los millones de cuentas de internet de los usuarios en la República Dominicana.

Por tanto, se hace cuesta arriba y contraproducente la implementación de este nuevo Reglamento, bajo la premisa de que se está haciendo para salvaguardar los intereses y las informaciones de los usuarios y para ser utilizados para determinar el uso correcto o no del internet en la República Dominicana, cuando se sabe de antemano los usos que se desprenden de este tipo de reglamentaciones.

En consecuencia nos toca a los dominicanos tratar de preservar nuestro derecho a no violar lo que son los datos privados y que son de uso exclusivo nuestros y que nadie tiene derecho a guardar o ser guardián de estos por un tiempo tan prolongado y menos en tiempos donde hay demasiados riesgos a la vulnerabilidad de sitios sin importar la seguridad implementada ni la jerarquía de estos.