Pasos para aprender a configurar la privacidad en Whatsapp

WhatsappLa reciente compra por parte de Facebook ha levantado más temores, por ejemplo, sobre el uso que la red social puede hacer de los datos de los usuarios. El co-fundador de la app, Jan Koum ha insistido en que el servicio no cambiará –aunque incorporará llamadas de voz- y ha tratado de despejar los miedos acerca de la privacidad y el espionaje. Mientras se espera a ver si hay cambios o no hay cambios, otra cuestión es la de qué compartimos por Whatsapp y cómo lo tenemos configurado. Teniendo claros un par de puntos se puede controlar mejor la información que mostramos.

La última conexión, el estado y la foto de perfil

Uno de los ‘problemas’ más frecuentes viene provocado por la información de la hora de última conexión. Puede que muchos no deseen que cualquiera pueda controlar si está o no está conectado, ni a qué horas. Y tiene fácil solución. Los usuarios de iPhone han de entrar en el menú de su aplicación y desactivar la opción (Menu->Ajustes->Avanzado->Desactivar Última hora en línea).

Los usuarios de Android hasta hace poco no podían hacerlo directamente desde su aplicación, pero Whatsapp ha lanzado una actualización -de momento disponible únicamente desde su página web- que incorpora novedades como la posibilidad de ocultar la hora de última conexión. Permite además ocultar la foto de perfil y el estado.

Debido a estas nuevas opciones es posible que el usuario no vea cierta información de un determinado contacto, dependiendo de cómo tenga configurado este sus ajustes de privacidad. Un usuario puede seleccionar la opción ‘Mis contactos’ para que solo se pueda acceder a su foto de perfil, estado y hora de última conexión quien este incluido en la lista de contactos de su dispositivo. Si configura la opción ‘Nadie’ en los ajustes de privacidad, nadie podrá ver su información. De momento no es posible ocultarlo a algunas personas o grupos concretos, a no ser que se bloquee a un contacto en concreto.

Si aún no se tiene la última versión de la aplicación y se quiere entrar a Whatsapp sin ser visto lo mejor es desconectar el tráfico de datos o la conexión wifi y activarla nuevamente al salir. Es lo que hacen muchas de las aplicaciones pensadas para ocultar la última conexión.

Bloquear contactos

Cuando se bloquea a una persona en Whatsapp, se dejan de recibir sus mensajes –tampoco se pueden enviar–, esta deja de tener acceso a la ‘última conexión’ o saber si está ‘en línea’ y tampoco puede ver ningún cambio en la foto de perfil. Únicamente podrá conocer el estado, que es siempre visible.

El usuario bloqueado no desaparece automáticamente de la lista de contactos de la aplicación. Para ello se debe de borrar de la agenda del teléfono móvil. Pero hay otra serie de opciones que permiten configurar Whatsapp al gusto de cada uno.

Por ejemplo, se puede evitar que los archivos multimedia recibidos se descarguen automáticamente en la librería del teléfono móvil, se pueden guardar y archivar las conversaciones importantes por si se pierde el terminal y también existe la posibilidad de borrarlas.

Desmontando el mito del ‘doble check’

El ‘doble check’ únicamente indica que el mensaje ha sido entregado, no leído. Un tic de color verde significa que el mensaje ha sido recibido en los servidores de WhatsApp y dos tics señalan que el mensaje ha llegado al dispositvo del destinatario, pero este no tiene por qué haberlo leído. La propia compañía ha tenido que insistir sobre ello en diversas ocasiones, por Twitter y en su página web, desmintiendo el ‘famoso’ mito del ‘doble check’.

Fuente: La Vanguardia