Los dos explosivos de Boston estaban en cubos de basura

Las bombas que estallaron este lunes durante la maratón de Boston eran de pequeño tamaño y escasa potencia. Todo apunta a que se trataba de artefactos explosivos artesanales, según han informado fuentes de la policía federal (FBI) a la cadena de televisión CNN. Las dos bombas que habían sido colocadas en cubos de basura, según las primeras hipótesis que barajan los investigadores, ha informado la cadena de televisión CBS.

Varios policías salen de un edificio de apartamentos de Revere, en Boston, investigado en relación con el atentado del maratón.

maraton 2La policía está analizando las imágenes de las cámaras de seguridad que había en la zona del atentado de Boston en busca de sospechosos. Y aunque oficialmente no hay detenidos, ha sido confirmado que el ciudadano saudí Abdul Rahmán Alí Alharbi estaba en el escenario del atentado con dos bolsas cerca de la línea de meta y que ha sido interrogado. El canal 25 de Boston –perteneciente a la cadena Fox– informaba también que la policía estaba registrando un apartamento en la localidad de Revere, en las afueras de la capital de Massachusetts. El apartamento pertenece al hombre bajo custodia policial.

Fuentes próximas a la investigación han confirmado a Fox News que Abdul Rahman Ali Alharbiun es un saudí de 20 años, que entró en el país con un visado de estudiante, y que es considerado persona”de interés” en el caso de las explosiones.
Explosivos rudimentarios

Los investigadores no han podido detectar restos de C-4 ni de ningún otro material de gran potencia, lo que sugiere que las bombas eran artefactos artesanales elaboradas con explosivos rudimentarios. La primera explosión ha sido la más cercana a la línea de meta de la carrera, estaba a unos 9 metros, mientras que la segunda se ha registrado a unas dos manzanas de esa primera deflagración. Según algunos medios, las bombas, fabricadas con pólvora negra y bolas de metal, fueron accionadas por control remoto, extremos de los que por ahora no hay confirmación oficial.

Todavía hay cierta confusión sobre el número de artefactos explosivos más allá de los dos que estallaron. Según fuentes de la investigación citadas por The Washington Post, la policía ha encontrado en el área de Boston otros dos dispositivos sin detonar. También The New York Times habla de 4 artefactos; los dos que explotaron y otros dos que fueron desactivados por la policía. The Wall Street Journal cita por su parte a fuentes antiterroristas para afirmar que había otros cinco artefactos sospechosos aunque aclara que no se ha determinado que fueran bombas.